Porque hay a quien le gusta el olor reciente de un café cortado. Porque hay quien grita "touché!" cuando se encuentra una mirada diferente. Porque cruzar en rojo da la vida y con los ojos cerrados se llega antes a ese otro lado adictivo, furtivo y agridulce. Porque las entrelineas guardan los secretos y ayudan a imaginar. Bienvenidos, pasen y lean...

09 diciembre 2007

PARANOIA


Flotaba con los brazos en cruz, con un vestido negro de seda mecido por las olas.
Dibujaba ondas que me rozaban las piernas como medusas negras de gasa, guardianas de mi mente en blanco.
Flotaba mirando el cielo, escuchando el susurro del mar mezclado con el de mi respiración lenta. Cerré los ojos y seguí respirando. Rumor. Susurro. Nada.
Cuando desperté mi pecho empezó a latir deprisa. La corriente me había llevado al norte. Lejos. Nadé agitada hacia la orilla. Salí del agua y empecé a correr descalza por una calle con aire azulado, clavándome en los talones los círculos granates de acera. Corría mientras me perseguían tres hombres vestidos con un uniforme oscuro. Tres policías franceses gritándome a la espalda. Perdía la respiración, girando en esquinas con la planta de los pies masticada. Alguien me agarró del brazo en una curva. Era Javi. ¿Cómo había llegado él a Niza? Huímos hasta una estación. Entramos chocando con la gente. Subí a un tren que me resultaba familiar, un tren que había cogido antes, alguna vez, pero no lo recordaba. Las paredes eran blancas, y una mujer rubia a mi izquierda se sujetaba a la barra metálica del techo. El tren empezó a moverse y Javi me despidió con la mano, desde fuera.
Me acerqué a la mujer y le pregunté por el destino del tren. Me miró, levantó los hombros y volvió la cara. No lo sabía. A los pocos segundos se abrieron las puertas y bajé. Caminé hacia delante sin mirar atrás. Sabía que ya no había nada, que el tren, la mujer, y la vía se habían esfumado.
A la salida la luz artificial creaba un ambiente extraño. En el fondo se dibujaba una recepción acristalada con luces parpadeantes, inquietantes. Cuatro recepcionistas, con blusa blanca y nariz aguileña me ignoraban. Intenté hablar, gritar, pregunté varias veces como podía salir pero no escuchaban, no miraban.
Quedaba poco tiempo y nadie debía enterarse de que me había ido.
Detrás del mostrador había despachos pequeños, con paredes falsas de detective borracho, papeles por el suelo y humo condensado. Un hombre mayor, me hizo un gesto con la mano. Fui hacia él. “Aquí no hay salidas, solo bajadas...”. Me mostró un monitor en el que se veían decenas de pisos y pasillos bajo el suelo. Eran habitaciones oscuras, pequeñas. Iba mostrando diferentes apartados. En un pasillo personas disfrazadas estaban en pie, el amarillo de las telas resaltaba con el negro del suelo. En una habitación cuatro personas con rasgos esquimales se encontraban sentadas entorno a un plato con arroz blanco en el fondo y una cara encima, con sus mismos rasgos y los ojos cerrados. Uno de ellos sujetaba un tenedor. Enfocó otra habitación con una mesa de madera, en la que unos tipos cortaban droga en pasta y unas manos grandes se manchaban de verde.
El hombre del despacho retiró el monitor y me puso una mano en el muslo. Un nudo en el estómago empezó a retorcerse. Di la vuelta y corrí hacia el ascensor. Entré y las puertas de metal se cerrararon a mi espalda. Cerré los ojos. Cuando los abrí dos medusas negras se chocaron contra el techo de mi habitación.





Habéis pasado la noche conmigo...
Soñado hace unos días...
tal y como está escrito.
¿Alguien se atreve a interpretar?

15 comentarios:

.JL. en los afelios dijo...

Estanbul.
Estanbul era la ciudad donde me hallaba, debía de serlo,
aunque apenas podía apreciar la tonalidad de los lugares ni de las personas.
Las calles por donde caminaba, esposado, parecían llevar una eternidad gritando mi nombre para que las pisara.
Por fin estaba allí aunque no por mi propio pie,no porque fuera aquel mi deseo,solo deseaba descansar. Mis manos no eran las mismas, mi rostro,
podía intuirlo agrietado como lo es un mosaico paleocristiano.

Llevo meses recluido aquí, en este lugar donde las personas han dejado de escuchar, han dejado de ver,donde han dejado de sentir...
Donde estoy solo, solo con demasiada gente.
No recuerdo nada desde el día en que intenté escapar, las nubes en mis ojos, las espirales enredándose, los hombres chillando,los bebes, las puertas que se caían a mi paso, el suelo que ya no quería verme...
Y ahora de nuevo aquí. en este despacho gélido, solo quiero subir, dejar de caer.
Solo quiero salir de esta oscuridad.

Llévame contigo chica que pareces donde ir, que corres con firmeza, no temas, no te marches dejándome otra vez con las medusas negras...

Belén dijo...

No me atrevo, no se interpretar sueños... de todas formas... Francia siempre ha sido muy rarita...

Un beso azul de niza :)

Henry J dijo...

Es oscuro y complejo…
Son morritos rojos en paranoia…
Las dos medusas negras me hicieron reír…

Nos duchamos juntos?...ayxxxx no! que yo no tengo pareja!!! Jajajajaja…

Roja.. creo que la encontré!, se llama “con mis instintos” la arreglo y la cuelgo, pero igual después cambio de opinión.

Just take care…

Gabriel Antón dijo...

Flotabas en el mar y a la vez vestías de seda. Empleas la palabra medusa porque así te sentías. No sólo flotabas: formabas parte del mar. Mira la primera secuencia de la Medea de Von Trier: exactamente el mismo comienzo (también con vestido de seda negro).

El mar evoca el mundo de lo desconocido, algo oculto en tu vida que sabes que es extraordinario y... peligroso. No voy a explicitar qué es, pero seguro que lo sabes. El mar también significa la muerte y, siento decirlo: al comienzo de tu sueño estabas muerta, como atestigua tu cualidad de medusa y el negro de tus vestidos, los brazos en cruz, la calma. Una manera del subconsciente de representar una vivencia así: la vida aletargada en la que alguna vez te has sumido, vivir como en un sueño, sin intensidad, efecto de la rutina y de haberse sobreprotegido frente al mundo (coraza).

El peligro oculto del mar te hace resucitar a la vida. Sólo una vivencia muy intensa te pudo despertar en un momento dado. Los pies descalzos implican cierta vulnerabilidad a partir de ese momento, pero también sentir las cosas intensamente, recuerdos muy vívidos, ya sin barreras.

Te persiguen tres gendarmes porque en tu memoria este despertar iba unido a la conciencia de haber hecho algo malo, prohibiso, algo que hiciste sin darle mayor importancia, pero que quizá tenía más eco en tu interior del que entonces pudieras sospechar, y ahora reverbera con inesperadas formas de pseudoarrepentimiento o incluso miedo. En la huída te extenúas mientras escapas de tu pasado y de lo que ya no quieres ser/hacer.

La familiaridad con que describes el encuentro indica que esa persona ejerce sobre ti un fuerte influjo protector. Te agarra del brazo en una curva porque no te deja cambiar de vida. Le quieres, y de ahí que lo encuentres en Niza, lugar de ensueño. Con él haces un mundo y hay mucha complicidad entre vosotros dos, una complicidad de la que sientes nostalgia.

Entonces te embarcas en tu destino (la simbología del tren siempre fue muy clara), y ahí tu amigo ya no te puede acompañar. La despedida, por supuesto, es muy romántica, como el lugar privilegiado que en tu mente ocupa él. Pero en tu nuevo rumbo adoptas una actitud de cierta pasividad ante la vida, como atestigua el hecho de que preguntes el destino sobre la marcha a una persona mayor. Recalcas que se agarra a una barra metálica, tiene un saber al que aferrarse. Representa a toda la generación anterior y, tal vez, a tu familia. Le preguntas a sabiendas, me atrevo a decir, de que no te sabrá responder, porque para la pregunta que tú eres esa generación no te puede dar una respuesta. Ni siquiera se va a molestar en intentar dártela.

Cuando sientes que has madurado (bajado del tren) no quedan las referencias del pasado (familia, amigo, peligro, arrepentimiento, maduración) y es un nuevo empezar, menos intenso que las turbulencias de antes.

Lo que viene a partir de aquí es tu futuro:

El ambiente extraño que crea la luz no está exento de magia. Las luces parpadeantes y las recepcionistas son la cutrez, el mundo rutinario y ordinario, quizás alguna experiencia laboral, una realidad donde por mucho que te desgañites nadie podrá comprender tus verdaderos sentimientos. Por eso no te oyen. Por eso te vas (ahora estás buscando algo).

El hombre mayor representa a alguien que conociste últimamente. Te muestra diferentes opciones de vida (la información que hay es incompleta y muchos símbolos del sueño varían su significado según la persona). Ninguna te entusiasma, pero le prestas atención. Sabes que no va a resolver tu problema pero estás con él porque sabe más que tú y la gente que conoces, tiene experiencia, y eso te seduce. Hasta que la intenta usar para poseerte a ti (su secreta y oscura intención desde el principio). Sabías que ocurriría así y casi querías que así fuera, aunque fuera para volver a la situación inicial de peligro (resurrección: llamado principio de recurrencia) y... encontrar quien te agarre del brazo. Pero de nuevo son las medusas - el mismo peligro, tú muerta, tu vida indiferente, la placidez, algo extraordinario por descubrir. Un estado inclasificable que para ti debe ser hoy por hoy muy familiar.


No pretendía acercarme sino echarle imaginación porque has sacado un tema que me entusiasma.

Ya me gustaría tener sueños tan completos y bellos. Parece un guión. Espero no haberlo estropeado.

salu2

Irene dijo...

Precisamente cuando iba por "me acerqué a una mujer y pregunté..." me he visto cogiendo un libro de interpretación de sueños, pero no sabría por donde empezar...
Es bastante angustioso todo ¿no? Anque comienza y acaba muy bien, en paz, relajado... Sobre todo he respirado al final, cuando las dos medusas negras se chocaron con el techo de tu habitación... Supongo que porque yo me las he imaginado volatilizándose... Me gusta.

Mercredi dijo...

Ahora que he visto la interpretación dada a tu sueño...La verdad es que hay muchas cosas que encajan, no crees?jaja no sientes que has "desnudado"?Yo lo único que sé es que cuado sueño que se me caen los dientes,estoy teniendo una etapa muy insegura,normalmente se asocia a fechas de exámenes,xD
Por cierto, alguien sabe que quiere decir soñar que caminas entre cientos de serpientes?Les tengo miedo y voy con precaución, pero no parecen sentirme.Es que se me repite bastante.Sigue contando tus sueños con ese estilo que tú tienes,soy capaz de "ver" lo que cuentas.

Gabriel Antón dijo...

Freud veía en la serpiente un inequívoco símbolo fálico, y con ella expresión de una sexualidad reprimida... fuera bromas.

Pero hay muchas otras interpretaciones al sueño con serpientes, espero que te sirvan éstas:

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20071109123757AAS428I

.JL. en los afelios dijo...

joder,
que fuerte la interpretación...

Beauséant dijo...

interpretar sueños? no, nunca dejes que nadie te diga lo que son, nadie salvo tú.. yo sólo veo huidas y muchas preguntas, pero nada de lo que en verdad significan.

jochen dijo...

Yo creo que está muy claro,definitivamente tienes que dejar el bacardi, puede que con wisky tengas mejores sueños.

Te gusta escribir?claro,en fin,a veces utilizo incluso menos del 1 por ciento de mi cerebro,es que me gusta ser distinto,veo que a ti también,lo preguntaba por que me gusta leerte , contigo necesito tomarme cierto tiempo,eres bastante inesperada y original a veces en lo que escribes,voy leyéndote sin saber donde terminarás y eso resulta muy atractivo,incluso si sólo mides 1.10,hueles a grande,mientras nadie se entere de que tienes estos sueños raros y no las perversidades habituales de todo el mundo,seguramente llegarás donde quieras.Besos,y vete a que te vea un especialista.

Mercredi dijo...

Gracias a Gabriel Antón por la respuesta.Algo así me había dicho mi padre...Lo cual fue un poco embarazoso,xD
A esa adicta al rojo piruleta, al rojo riesgo,al rojo en seda...No puedo esperar a leer tu próximo mini-universo.Porque leyéndote me abstraigo por un momento como si viajase a otro mundo.Besos

FER dijo...

Virgen santa, ¿qué cenaste esa noche? Qué complejidad onírica... Creo que mi subconsciente es mucho más simple. Masculino, en definitiva.

¿Cuál es la interpretación? Que buscas la explicación más difícil a los problemas más fáciles. Y que has visto alguna película de Terry Gilliam hace poco :-)

LOOLA dijo...

... y yo que nunca recuerdo lo que sueño... Gracias por pasar por mi blog!!

Saludos!

El Dueño de los Cajones dijo...

haz una peli.
Y cuidate, incluso en tus sueños.

Irmha dijo...

las mejores obras nacen en los sueños, son máquinas creadoras de mundos maravillosos.todavía tengo impregnados en la memoria, colores, sensaciones y formas que me dieron sueños lejanos en el pasado...mi gran impotencia es no poder agarrar al vuelo todos los sueños que se desperdician cada noche en los millones de mentes que duermen hoy en este lado del mundo...y al tro lado cuando salga el sol...algo se queda incompleto sin ellos.me algero de que aportes lo que nos quedan..los sueños que todavía recordamos al despertar.
besos de madrid ,adicta