Porque hay a quien le gusta el olor reciente de un café cortado. Porque hay quien grita "touché!" cuando se encuentra una mirada diferente. Porque cruzar en rojo da la vida y con los ojos cerrados se llega antes a ese otro lado adictivo, furtivo y agridulce. Porque las entrelineas guardan los secretos y ayudan a imaginar. Bienvenidos, pasen y lean...

03 marzo 2008

COMO UN PUTO RELOJ



Se ha caído
al suelo
el huésped
de mi ombligo
y ahora
llevo
el alma
colgando
como un maldito
reloj
de bolsillo.



19 comentarios:

Belén dijo...

Pero no dejes que se caiga del todo...

No dejan de ser hermosos esos relojes antiguos...;)

Besicos

la chica pirata dijo...

Yo llevo unos días controladísima por el tiempo...
Debo romper ése reloj, el tic tac me está volviendo loca!!... pero no lo encuentro :(

A ver si saco tiempo de donde sea para navegar por tus letras, siempre tan bonitas, y siempre encantan! =)

Un besazo enorme!

Henry J dijo...

Juas! esto me suena...

Gritame un poco anda....

Naty dijo...

Un reloj que cuelga pero que no se detiene (eso espero ;)

Iraultza dijo...

"...Y me quedo un rato paseando allí, porque es como el hall del edificio de los sueños, tu ombligo circular, como un leve dibujo mágico entre otras estancias de aquel edificio esculpido a los días laborables y los festivos por un color concreto....."me lo recordaste. Besos.

.JL. en los afelios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
.JL. en los afelios dijo...

Como un relog de cuco,
tic-tac
como en un circo perdido
en el extraradio,
como el cielo sobre berlin
a finales de un lejano mayo.

Como un puto circo,
un reloj perdido,
un alma de bolsillo
entre las fotos de cuando eramos crios.

Un recuerdo incesante de aquella noche que No pasamos juntos...

"Se ha caido el Jockey del caballito,
tu quedate aqui...
yo tiro!" ;)

Conso dijo...

te abandonó las entrañas, pero el alma la sigues teniendo a buen recaudo. Un bolsillo no es cualquier cosa.
Besos de mariposa

Dr. Durden dijo...

Hace poco me regalaron un reloj de pulsera. Me mira desde lo alto de la estantería, enojado porque nunca podrá tiranizarme, porque nunca lo ataré a mi muñeca, y menos todavía, a mi vida. Jamás podrá quitarme horas de sueño, ni podrá hacer eternos mis momentos de tristeza. Nunca me dominará.

Ebichu dijo...

Me caes bien, mejor que los relojes, que me sacan de quicio.

Awixumayita dijo...

Como molas! Te he encontrado hoy y ya me has enamorado, mujer.

Besitos naranjas!

La Maga dijo...

NO PUDE EVITAR COPIARTE EL "PREAMBULO A LAS INSTRUCCIONES PARA DAR CUERDA AL RELOJ"DE JULIO CORTAZAR...Q LO DISFRUTES!
Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan —no lo saben, lo terrible es que no lo saben—, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.
BESOSSSSSSSS

Bachatadharma dijo...

es de esos con tapita, de los que los abres y tienen un melodía, la foto de tu amado, en plan el bueno el feo y el malo?
Sino es así, yo tiraría ese reloj. Siempre se puede saber la hora por la luz del Sol

Beso

Bito dijo...

Pero ¿da la hora?. Digo, porque a veces no es cómo lo llevas sino si te sirve de algo hacerlo.

Tristancio dijo...

¿Habrá sido por el grito estremecedor que el alma quedó colgando como un reloj de bolsillo?

Abrazo.-

Mercredi dijo...

Lo sabía! el ombligo es algo más que una simple cicatriz! Si ya lo decía yo, que tenía alguna función que desconocíamos.Gracias!Y el huésped se ha caído o se ha tirado? A lo mejor vio caerse primero tu reloj y se lanzó para salvarlo...O para mangarlo,xD Puede que su alma no hiciese TIC-TAC,puede que tuviese alma de mangante,xD

Tesa dijo...

El huésped de mi ombligo se ha mudado a mi oreja izquierda con vistas al caos de mi cabeza, le chifla el trastero con herramientas para hacer bricolaje los domingos: yunque, martillo… y el pabellón donde cuelga abalorios y palabras con eco.

Lo que más le mola es dejar de ser el centro de mi mundo.

Tu alma es un equilibrista que pende de un hilo o una guasona que sale a reírse de porrazo del huésped de tu ombligo.

Me ha encantado, adicta.

Besos.

FER dijo...

Pues a mí me encantan esos relojes, aunque no me gusten los relojes.

Y ser huésped de ombligo supongo que tampoco debe de estar nada mal. Los ombligos, sí. Sí me gustan los ombligos.

Besines

samuel martín dijo...

fascinante, arrebatador... Un abrazo
-
(los relojes sólo aceleran la muerte de las horas)
-
otro abrazo más fuerte