Porque hay a quien le gusta el olor reciente de un café cortado. Porque hay quien grita "touché!" cuando se encuentra una mirada diferente. Porque cruzar en rojo da la vida y con los ojos cerrados se llega antes a ese otro lado adictivo, furtivo y agridulce. Porque las entrelineas guardan los secretos y ayudan a imaginar. Bienvenidos, pasen y lean...

07 julio 2007

LO HICE


Podría haber vuelto desnuda a casa.
La avenida estaba tan sofocantemente desierta que los únicos ojos perdidos en mi espalda eran los de las farolas. Su luz anaranjada jugaba al claroscuro desbordando los recovecos que dibujaban mis clavículas, al aire, gracias a un vestido vacío de tirantes. Un vestido de largura regulable, de cuarto menguante que había llegado al límite de la palabra muslo, al inicio de la palabra multa. Un vestido con el bajo cosido a la carótida interna.
Podría haber vuelto desnuda a casa porque a esas horas de la madrugada las almas duermen con nocturnidad y alevosía, pero solo me quité los tacones y las ganas.
La acera templada era una especie de antídoto para el dolor de pies y el de ombligo insatisfecho...
El termómetro de la esquina dijo 29, yo le contesté:” No gracias, ya tengo…”
El cielo tenía un color extraño, hipnotizante, dictador, que me obligaba a ir cada vez más lento, posando las pupilas en el arte abstracto de las nubes, que tanto me excita… en las hojas de los árboles y su danza inquietante, adictiva…
Un mechón me hacía cosquillas en la nuca, me sisaba esa marca de sonrisa que monopolizaste hace doscientos días, y que ya no está en el mercado, por tu afición a poner fecha caducidad a los orgasmos.
Podría haberle dado mi verdadero número de teléfono al tipo de aquel bar, después del largo rato que pasaron sus labios escondidos entre los músculos de mi cuello, pero no quise...
Y habría vuelto a casa acompañada, pero no quiero...

Porque me gusta demasiado el decorado… ser la protagonista de una escena típica de película mala de terror americano, en la que la chica vuelve sola a casa enseñando más trozo de pierna de la exigida por el guión, (que no por el guionista), esa escena en la que se oyen pasos, ella mira hacia atrás, sale el monstruo y se la come. O la protagonista de una buena película española, en la que aparecería un tipo con mirada diferente, fumando un cigarrillo, se acercaría y me diría dos líneas hablando de Freud y siete de Dalí que desencadenarían gemidos el resto de la noche en alguna habitación de hotel, con desayuno incluido de trozos de piel, y mermelada de melocotón, con un mensaje de pintalabios en el espejo del baño y salida furtiva de puntillas por mi parte, sin que se despierte el tipo que envió Almodóvar...
Podría haber vuelto desnuda a casa, de hecho, lo hice...

20 comentarios:

Angie dijo...

Sigues creando imágenes impactantes en mi mente..

películas en rojo que despiertan instintos escondidos..
rojos deseos..

y el grito desgarrador de la chica perseguida..
el grito que libera..

besossssss...

vega dijo...

Llego yo ahora. Estoy recién llegada. También con un vestido. El mio es largo, pero parece desaparecer con los contraluces (hay telas mucho más transparentes en la vida que en la tienda) Me duelen los pies y es mucho más tarde de lo previsto...

buf, replantéate lo de Freud y Dalí. Yo casi prefiero que me hablen del tiempo...

deberías haberte desnudado, haber corrido por las aceras descalza, haber gritado como una loca. lo bueno de las pelis es que pone "FIN" y dejamos de ver. La vida sigue y sigue y sigue: sin decorados, sin secundarios de lujo con frases tontas, sin violines ni fundidos en negro. O a lo mejor lo bueno de la vida es que sigue: sin decorados, sin fundidos en negro, sin tonterías. Sigue y sigue y sigue y a veces nos atropella y otras nos levanta volando en olas gigantescas.

Deberías haberte quitado el vestido, haber echado a correr por las aceras y haber dejado de contar los días. Un día harás justo eso. Un día te descubrirás haciéndolo sin querer y me darás la razón, y verás que hay muchas formas de medir la fuerza... y cuando eso pase me invitarás a un café (o dos) no puedo perder: juego con cartas marcadas!!

besos de mariposa

FER dijo...

Vaya, esperaba que fuera mermelada de fresa :-)

¿Qué puso en el espejo del cuarto de baño la protagonista de la buena película española?

Lo que más me ha gustado: el diálogo con el termómetro de la esquina. Me ha hecho reír :-D

Beso anarajando

arabesque dijo...

Oportunidades así no se dan a menudo.
Sin saber porqué, notas milímetros escondidos de tu cuerpo, un rizo en la nuca, la falda rozando el culo cuando vas sin bragas, la fina segunda piel que lame tus pezones cuando caminas, la flexion de los dedos de los pies al caminar... que ocasiones.
Y encima tenías la cabeza lúcida, y la ciudad para ti. Para entregaros una a otra. La ciudad desnuda para ti, sin artificios, y tu desnuda para la ciudad , piel con piel.
Ocasiones como esta para hacerle el amor a una ciudad a mi solo se me han dado dos veces. La ciudad del mar fue mala amante.
Pero Madrid si me enloqueció de placer.
Pero sufro el síndrome de las primeras citas. Consiste en disfrutarlas, como sean, y no volver a repetirlas. No sé si es destino o maldición.
A pesar de no habertela tirado, te envidio, por la oportunidad.
besos sin rouge

Tristancio dijo...

Te ves bella desnuda,
El color de las horas
le va bien a tu piel.

Te ves bella desnuda,
aunque en el recoveco
intercostal izquierdo
se te nota la tristeza.

Abrazos y abrazos...

la niña perdida dijo...

Y tus palabras tienen colores, obviamente predomina el rojo de tus tacones y pintalabios.
Creas imágenes como bien dice Angie.Me encantó el post.
Lo hiciste,valiente.

Un abrazo que grita tu nombre =)

Escéptico dijo...

7.5

Iraultza dijo...

Además de lo ojos de las farolas, en noches así yo te marcaría el vaivén de las caderas mientras caminas a tu propio ritmo antes de cruzarte con la entrada de un hotel que tiene camas gigantes y una suite de película en el ático con desayuno incluido, y regalan albornoces para descansar la mermelada.
Este post me lo guardo en el bolsillo interior de las madrugadas. Besos con frase.

vega dijo...

A ver, por Dios, que una tiene un imaginación fértil y entre el post, los comentarios de unos y otros y el calor que hace voy a entrar en colapso!!
Pero si hasta el notable de Escéptico me ha dado un subidón como si lo hubiese sacado yo o algo (a pesar de que sigo sin saber cuáles son los criterios)
Besos con sabor a mermelada (pero de naranja amarga, hala)

a veces yo dijo...

Qué grande eres!! Y sí, mejor desnuda que mal acompañada. Saluditos.

ROBERTO ÁLAMO dijo...

Cuando salí de aquel tugurio
ya era de día
y los pájaros cantaban
animosos
por sobre los semáforos en rojo.

No sabes cuánto me hubiera gustado cruzarme contigo en esa calle.

PD:
Las sábanas de mi cama son
rojas
Los cojines que descansan sobre las sábanas de mi cama son
rojos
El sillón gigante que preside mi salón es
rojo
Los cojines que descansan sobre el sillón que preside mi salón son
rojos
Las alfombras (estrechas y largas como los pasillos del laberinto de los besos nunca dados)que se postran en mi salón y en los pasillos de mi casa son
rojas
El tapizado de las sillas de mi casa es
rojo
La alfombrilla de mi baño es inmensamente
roja


Ya sabes, besos rojos como una rosa de pétalos de ambrosía para ti.

Conso dijo...

Como si de esa película se tratara,
el final es cuando más ganas de guión te quedan.
besos en verde

Tierra dijo...

Pasear desnudos por la vida con la piel hecha palabras y sensaciones. Un lujo que comparto.

Miguel Ángel dijo...

Acabo de conocer tu blog y creeme si te digo que me ha gustado mucho lo que en él he podido leer.

Seguiré leyendolo, asi que volveré...

Quejio dijo...

Buenas ...

La verdad es que sí, más veces se tendría que volver desnuda a casa.

Cuando leo presto atención más a las palabras que a las frases, será que independientes tienes más fuerza que aliadas, y en tu caso y en tus textos, palabras y frases tienen esa fuerza, que engachan.

Me quedo con "los tengo", 29 digo, jejeje.

Gracias por tus palabras y tus visitas. Ah, y por dejarme un pequeño rincón aquí en tu rincón.

saludos lunáticos

ROBERTO ÁLAMO dijo...

Sigo echándote de menos.
Besojos.

.JL. en los afelios dijo...

Agradecí culminar el último cigarrillo de mi cajetilla de lucky,
las paredes ingratas de esta soledad frustrada empezaban a caerse sobre mis neuronas,
así que salí al paso en busca de un bar abierto que solventase mis adicciones mas urgentes.
Pedí cambio y un combinado de ron-cola.
Encendí el primero de una larga lista de cigarrillos y miré en rededor,
habría unas 40 personas como máximo,
pero sin duda, resaltaba una mujer,
con el cabello largo y un vestido de tirantes donde se entreveía no se si mas de lo que ella deseaba,
lo que seguro se veía claramente era el caballero pegado a su yugular como un vampiro con mas ganas de follar que de alimentarse.
No se la veía muy agradada por sus constantes lametones pero no hizo mucho para remediar tal espectáculo.
Salí del bar mas apenado que de casa,
el cierre de este aplastaba mis únicas posibilidades de conocer a alguien que me hiciese olvidarte aunque solo fuera por esta noche.

la luz de la luna y las farolas reflejaba en el ambiente un color anaranjado típico de las ciudades antiguas, casco viejo e iglesias románicas a mi al rededor, podría tratarse de una peli de intriga pero mas bien era un film pasteloso que trata sobre el abandono y la soledad,
rozando con los de después de comer...
Mis pasos comenzaron a antojarse lentos y aplomados,
el calor aún hacía mella en la madrugada,
pensé que no me atrevería,
pero tras caminar 200 interminables metros por el boulevard decidí quitarme el calzado,
mas adelante la camiseta,
consecutivamente hasta llegar completamente desnudo hasta mi casa,
tal vez fue por el calor, porque me sentía solo o porque quise cambiar algo el guión de mi propia película.

Quejio dijo...

Buenas ...

Después de leer al vecino de arriba a una le quedan pocas palabras que pasear, pero yo es que venía a desearte fresquitas vacaciones.

Que usted lo pase bien o al menos lo intente, por aquí me quedo con mis vacaciones descosías.

Besos lunáticos

.JL. en los afelios dijo...

Joe, tuve que escribirlo,
me salió del alma,
siento haberte cortado la libertad completa de expresión QUEJIO,
espero ates tus vacaciones pronto con hilo fino,

Besos sonrojados.

principito dijo...

Maravilloso.