Porque hay a quien le gusta el olor reciente de un café cortado. Porque hay quien grita "touché!" cuando se encuentra una mirada diferente. Porque cruzar en rojo da la vida y con los ojos cerrados se llega antes a ese otro lado adictivo, furtivo y agridulce. Porque las entrelineas guardan los secretos y ayudan a imaginar. Bienvenidos, pasen y lean...

30 junio 2007

DIFERENTE

Busco algo diferente a indiferencia...
Cansada...ya cansada...de ojos de alterne, copa fácil caducados antes de que un rato cuente cuatro letras...
Cansada...de bocas saturadas de cumplidos hechos vale en una esquina de McDonalds...
Algo diferente a indiferencia cuando muerda un labio, cuando los verbos dejen de ser tristes, cuando tenga ganas de renunciar a las ganas que te tengo...
Y me pinto las uñas de rojo para pensarme lo que toco, porque no quiero que gane el color carne cuando sólo estoy con nadie.
Y el tacto de la manta, el lápiz que se piensa ombligo de mi mano.
Joder!.. busco algo diferente a indiferencia, y no lo encuentro en monstruos de azulejo blanco y espejos de ver doble...
Y no lo encuentro en cafés descafeinados luchando cuerpo a cuerpo contra cuellos retorcidos de cerveza, ni en un sofá de ele minúscula y divorciada...
El tiempo se escapa arrastrando sus caderas agridulces...
Las horas merengadas resultaron ser publicidad engañosa...
Si me duermo despierto indiferente...
Si muero... ¿muere la indiferencia?

17 comentarios:

la niña perdida dijo...

Y yo también quiero algo diferente que no huela a indiferencia...un beso diferente, otra piel con la que sentir su tacto,...pero me dan miedo los cambios...

Un abrazo rojo como tus uñas =)

.JL. en los afelios dijo...

Me indiferencia la calle,
cuando me ve cruzar con su cuerpo celeste y sereno.

El metro desplomado de viajeros,
de horas-rostros,
de anodinas miradas
con cara de carcel y de nadie.

Suelta indiferencia
del humo de tus labios de carmin.
Que se quiebra la ceniza
entre nosotros dos...

Resquebrájate un poco mas,
que pronto formaran un puzle
tus pedazos de mujer fatal,
quizá pueda unirte los besos
que dimos sin pasión
y con excesivo alcohol.

Indiferenciame tus versos
que me arden en las yemas
inyectando deseo hasta los huesos.
diferenciate todas las letras,
cada uno de tus besos, tus polvos,
los ojos, el rojo, las piernas.
Que pronto vendran a buscarte
y saldras de Indiferencia.

Besos de madrugada y surrealismo.
Abrazos de regreso.

Naty dijo...

La puñetera indiferencia tiene más vidas que un gato... Pero quizás te venga bien asumir que no existe (un poco de su propia medicina a ver que pasa)... Me cuentas ;)

Tristancio dijo...

"Odio quiero más que indiferencia..." dice el bolero.

Entonces, después de un año, dos meses y cuatro días, cogió el teléfono y le dijo...

Un abrazo diferente para ti...

vega dijo...

Hay cosas aun peores que la indiferencia. Como la publicidad engañosa, por ejemplo.
Despiertas indiferente, pero luego, al minuto, a la media hora: el café cafeinado, la pereza, darle vueltas a la cabeza. Cabrearte, acusarte, perdonarte. Absolverte pecadora (que me quiten lo bailao). Llamar a la puerta del vecino, decir alguna burrada por ventanas virtuales. Estrenar un vestido. Salir a cenar. Las uñas rojas. El pelo: liso o rizado, suelto o recogido. Las dudas tontas (plana o con tacones?? falda o pantalón). Cruzar la mirada con uno de esos ojos de alterne cuando tus ojos también son de alterne ya. En el fondo es divertido.
Despertamos indiferentes, pero vamos dándole vueltas al día, rebozándolo en la harina y cambiándole los sabores y los adjetivos y todos los colores... No mataremos la indiferencia, pero la adormecemos eficaces...

Besos con cafeína, con diferencia, con sonrisa en los ojos...

Rodrigo dijo...

¿firmo o te dejo indiferente?

Iraultza dijo...

A veces la indiferencia gana al sprint, pero sólo es una etapa, como una especie de premio para que se crea tranquila, mientras tú ganas el tour, con tus unyas pintadas de rojo, tus labios rebosantes de nubes, la espalda esperando caricias y las caderas apostando números impares a que te van a quedar atrapadas entre dos brazos con sus manos respectivas que las atesorarán como si no hubiese nada más en el mundo.

Me gusta este texto.
Besos de semáforo en rojo que hay que cruzar.

Escéptico dijo...

5.8

concha dijo...

¿Tu crees que se quedará aquí la indiferencia cuando muramos? ¿o NOS LA LLEVAREMOS PUESTA como un atrezo de nuestra vida?...
Espero que no. Quizá sólo sea cuestión de cambiar la mirada (o ponerse lentillas de colores)
Un beso verde.

Conso dijo...

¿Tu crees que se quedará aquí la indiferencia cuando muramos? ¿o NOS LA LLEVAREMOS PUESTA como un atrezo de nuestra vida?...
Espero que no. Quizá sólo sea cuestión de cambiar la mirada (o ponerse lentillas de colores)
Un beso verde. (conso)

arabesque dijo...

cuesta creer que produzcas indiferencia. Quizá se confunda el hastío, tu propio hastío, con la indiferencia ajena. El dolor que puedes sentir nunca es falso, porque duele. Y las razones en realidad no importan, solo que conocerlas, puede ayudar a matar ese dolor.
Rezo por que te ilumines al dios de la luz.

Beauséant dijo...

para matar la indiferencia debemos dejar de regarla todos los días.. es complicado lo sé...

FER dijo...

Difícil búsqueda la tuya, repleto como está el mundo de indiferentes a la diferencia, de publicidad engañosa y de mera apariencia. Eso sí, no mueras para que muera la indiferencia. Sólo se le hace frente con diferencias vitales como la tuya.

Pero no sé qué esperas encontrar en cafés descafeinados... Ofrecen más bien poco. :-)

Quejio dijo...

Buenas ...

Yo sólo sé que por hoy, tú y lápiz que se siente ombligo, no me han dejado indiferente.
Así que si buscas diferente en este mundo donde habita corasones con tanta indiferencia, échate un vistazo, si quieres en rojo sino en carne, a lo que escribes, porque segura que es lo que sientes, y no en este caso, es indiferente.

Precioso texto.

P. D. No sé si muere la indiferencia porque existe aunque nosotros "no estemos", pero mientras tengamos palabra, habrá diferencia para restarla.

Saludos lunáticos.

Angie dijo...

Estás sintiendo!!
Y aunque a ratos todo parezca indiferencia, son maneras de vivir..
cada pedazo de mundo, de cuerpos, de risas, de aliento.. cada pedazo forma parte de lo que eres..
y eso no puede ser indiferencia..

simplemente, busca, ahonda, escarba un poco más..
yo te presto mi pala de sueños..

besos diferentes para ti.. sí, de labios rojos, los míos también lo son..

la niña perdida dijo...

Me alegro de que ya estes de vacaciones =) siempre se te echa de menos.

Ahora a disfurtar y seguir escribiendo!!!

FER dijo...

Nunca demasiado rojo... y nunca demasiado rara :-)

Beso