Porque hay a quien le gusta el olor reciente de un café cortado. Porque hay quien grita "touché!" cuando se encuentra una mirada diferente. Porque cruzar en rojo da la vida y con los ojos cerrados se llega antes a ese otro lado adictivo, furtivo y agridulce. Porque las entrelineas guardan los secretos y ayudan a imaginar. Bienvenidos, pasen y lean...

17 junio 2007

EL PESO DEL ARTE

Nunca me dejas pintar, porque prefieres pintarme.
Colocas estratégica y delicadamente cada pedazo de mi cuerpo en ese sillón rojo, en una armonía que roza sin querer con lo divino. Me colocas cada dedo, cada pierna, cada gesto, y cada vergüenza... Me colocas de manera que mi piel se funde y se pierde en los pliegues de la tela roja, que a pasado a ser uno de mis órganos vitales.
Te separas y me miras satisfecho con esa sonrisa entre pícara y malvada, diciendo que la ropa no está hecha para mí, que usarla es un pecado capital y que un día de estos iré al infierno…
Le pones la guinda a tu obra en forma de manzana equilibrista, en una curva en mi cadera, colocas una suicida indecisa y temblorosa a la que más tarde pegarás un bocado, porque te encanta el pecado…
Mis ojos y el blanco del lienzo se pelean a muerte por la posesión de tu mirada. Dos a uno. Tres a dos. Pierdo yo. La revancha…
El aire se emborracha de un olor intenso a óleo. Las cortinas se marean. Y los latidos en mi pecho crecen de forma exponencial, como los intentos de suicidio de la fruta, que se tambalea cada vez que recuerdo respirar.
El muro del caballete hace que parezcas un caballero andante y yo, al otro lado, una princesa exhibicionista.
Las pinceladas cortan el aire y la respiración, la digestión a trozos.

Mezclas colores ajenos, inventas texturas que tienen sabor propio, deslizas el pincel y la mirada cuesta abajo en mis rodillas…
Mezclas, pintas, respiro, la manzana tiembla, respiro, mezclas, el aire se condensa, pienso, piensas, miras, miro…
Se chocan ojos de la misma especie, con las mismas ganas... El pincel accidenta estrepitosamente con el suelo, dejando una mancha de su sangre aceitosa en el parqué. Y empieza el arte. Y la morena del lienzo me mira con odio porque he vuelto a ganar, porque has vuelto a dejarla a medias...
Castigas al sillón con el peso de tu cuerpo, con tus 27 puntos cardinales, que nunca me parecen demasiados...
Te despojas del pecado capital de la camisa y de todo lo demás. Das un empujón definitivo a la manzana indecisa que acaba saltando al vacío. Me sacas de la armonía preestablecida y me introduces en otra de la que no quiero salir, porque me vuelven loca tus cuadros en movimiento circular.

Me taladras el doble fondo de los ojos, haciéndome agujeros por los que se me escapa lo que pienso. Y tus dedos hacen turismo en mi pelo. Y gritas, y respiro, y grito y respiras y el sillón gime como rezando su última plegaria. Aunque sabe que no será la última vez que el peso del arte haga crujir su esqueleto de madera.

21 comentarios:

Iraultza dijo...

He decidido dedicarme a la pintura....roja, claro.

vega dijo...

la manzana haciendo equilibrios en una cadera... la modelo harta de tanta pose provocando al pintor para que termine con su tortura. o al revés...
posar es tan aburrido... hacer crujir el sofá en cambio no...

besos somnolientos (tengo taaanto sueño ahora...)

Escéptico dijo...

5,5. Por la ortografía.

Mercredi dijo...

Ya te lo acabo de decir por msn, pero me gusta tanto esa forma que tienes de escribir...Porque me tengo que meter en la historia, si no es como el plus en mi casa, que no lo pagábamos y salía codificado. Cuantas veces me he puesto delante de la tele tratando de descifrar las imágenes. Pues esto es lo mismo, eres un canal codificado pero que se deja querer.xD Ánimo y continúa siendo tú!!

la niña perdida dijo...

Un cuadro muy rojo. Adicta a sus pinceladas.
Tú tambien pintas...pintas palabras que se nos quedan grabadas a todos en la retina.

Un beso!
=)

vega dijo...

ella no solo pinta palabras... pinta muy bonito también. a lo mejor es ella la que pone las manzanas en las caderas, quién sabe??

FER dijo...

Me gustan la manzana equilibrista, que las cortinas se mareen y que la fruta se intente suicidar. :-) Muy buena creación de imágenes.

Me encanta el título de tu blog.

Besos

adictaacruzarenrojo dijo...

vega: touché...(y si no hay manzanas un poco de agua de geraneo...jaja)
Un besazo al óleo para tí (porque las obras de arte andantes tienen el pelo rizado)
Un beso para todos los que cruzais en rojo, que me pintais... y mucho...

Quejio dijo...

Buenas ...

Uf, no sé si lo sabes pero leyéndote he creído estar allí ... Genial, qué manera de conquistar palabras entre los dedos, qué manera de contar, ojú qué maneras tienes.

Saludos lunáticos

Beauséant dijo...

vaya, ya me podían haber explicado arte así en el instituto ;)

Carmen dijo...

pobre sillón. Pero con tanto arte como el lienzo. Para que veas cuanto puede pintar una, sin coger un pincel ;-)

besotes

Angie dijo...

Acabas de pintar un cuadro con todas las letras qie conozco..
y a mí, que no entiendo de arte aunque pueda perderme en él, me ha parecido una obra sublime..

brindo por tu paleta de palabras..
excepcional..

un beso!

MentesSueltas dijo...

Sólo paso a dejar un beso y me retiro en silencio... releyendo tus letras sobre el arte, no es algo que domine, pero debo decir que me gustó mucho... excelente.

MentesSueltas

Gwynette dijo...

Ay, yo tambien soy "rojista"..pero no me pasan estas cosas ... :D

Saludos de alcachofa

Las telepatéticas dijo...

El mío también es el color rojo. Alguien me contó por ahí, que a quien le gusta el color rojo es porque es una persona muy segura de sí misma.

Angus Scrimm dijo...

Impactante tu blog!

Tus letras interesante en las que bucearé más tarde, con más tiempo.

Besos

Naty dijo...

El peso del arte que hace crujir hasta esqueletos de madera... Siendo así que caiga TODO sobre mi... Que sí, que sí...

Tristancio dijo...

En el cuadro, yo, el vouyerista, veo dos cuerpos retozando muy como se debe, en medio de un rojo intenso...
¿Quién terminó la pintura?

Abrazos de manos manchadas.-

a veces yo dijo...

Lo que tú escribes sí que es arte. Tus palabras son pinceladas de un rojo intenso. Por aquí también huele a óleo. Enhorabuena.

Gena dijo...

Muy bien hombre...
Si eso es lo que hay que hacer, como decía Freud, el sexo vende, y vende mucho. Que nos gusta, es rojo, agradable, impactante, sin contraindicaciones. Si no se hace el amor pues sexo que te crió y ya está.
Solo un par de cosas, lo de que 27 te parezcan pocos me pareece muy exigente, mucho. Y consejo: dale más juego y predilección al clímax, que es muy bonito.
Saludos

María dijo...

AL FINAL VOY A EMPEZAR A CRUZAR EN ROJO YO TAMBIEN Y A VER QUE PASA.