Porque hay a quien le gusta el olor reciente de un café cortado. Porque hay quien grita "touché!" cuando se encuentra una mirada diferente. Porque cruzar en rojo da la vida y con los ojos cerrados se llega antes a ese otro lado adictivo, furtivo y agridulce. Porque las entrelineas guardan los secretos y ayudan a imaginar. Bienvenidos, pasen y lean...

27 mayo 2007

SUTURAS




Dos a cada lado…
Tanto yo como el espejo pensando
que era un punto más en la lista de defectos,
tan perfectamente imperfecta...
Y toda una vida sin saberlo...
Un adjetivo posesivo más llevado a cuestas,
dándonos la espalda...
Un vestigio de alma inquieta,
jugando con los pies en el alféizar,
mirando nunca al suelo y viceversa,
guiñando siempre un ojo a las alturas…
Porque tuvimos alas,
tan cosidas a la espalda,
que aún nos quedan las suturas...

9 comentarios:

Esceptico dijo...

"Porque tuvimos alas,
tan cosidas a la espalda,
que aún nos quedan las suturas..."

Bien. Sí, muy bien.

Iraultza dijo...

Esas suturas, que molestan cuando cambia el tiempo, o que uno se descubre acarciandose sin querer mientras se piensa en algo que se mueve muy alejado de lo que miramos, como sin querer.

Una lista de defectos perfectamente imperfecta es mi descripción, o mis manías puestas juntas, o mis querencias hechas lista.

Me resuena The silversun pickups y "Lazy eye".

Duermevelas azules para ti.

Tristancio dijo...

Y aún así, sólo con las suturas, vuelas, vuelas y vuelas.
Y es hermoso tu vuelo...

vega dijo...

"Mirando nunca al suelo y viceversa" pero que buenísima...
Una vez tuvimos alas y volamos, y quedan "algunos" restos, algunas ganas, algunos instintos de echar a volar. Cada vez más ganas y más instintos, hasta que de pronto, un día, te encuentras volando tan alto...
POr los vuelos sin motor y con paracaidas!!

Quejio dijo...

Buenas ...

Tú no me ves, pero me quito el sombrero. Chapó.

Los pelos como escarpias, ay lo que hace un espejo!

Saludos lunáticos

ROBERTO ÁLAMO dijo...

El rojo también es mi color favorito.

Un abrazo.

Paz dijo...

y las suturas aún recuerdan cómo volar cada vez que el semáforo se pone en rojo

la niña perdida dijo...

Me encanta.
Hay quien todavía tiene alas.
Perfectos los 3 últimos versos.

Un saludo!

Evadidas de la vida dijo...

¡Qué bonito! Qué bonito, me ha encantado...